jueves, 14 de diciembre de 2017

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), reconoció este sábado que ha sido asesor financiero de varias empresas dentro de sus actividades privadas y fuera del sector público, entre ellas, mencionó a H2Olmos S.A., la cual estuvo a cargo de Odebrecht. Sin embargo, dijo que lo hizo cuando no era funcionario público.


"Me han contratado para H2Olmos, un gran anhelo de los lambayecanos; para la empresa de Kallpa en Chilca. Yo no era ministro, era un privado que se gana la vida como lo he hecho durante mi carrera profesional, que está entrando a su año número 57”, dijo en RPP Noticias.

https://www.youtube.com/watch?v=N5Oj0ogfPWk




Panorama: PPK admite asesoria a Odebrecht y su Esposa es citada a Comisi...

PPK FUE ASESOR DE PROYECTO DE ODEBRECHT

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), reconoció este sábado que ha sido asesor financiero de varias empresas dentro de sus actividades privadas y fuera del sector público, entre ellas, mencionó a H2Olmos S.A., la cual estuvo a cargo de Odebrecht. Sin embargo, dijo que lo hizo cuando no era funcionario público.


"Me han contratado para H2Olmos, un gran anhelo de los lambayecanos; para la empresa de Kallpa en Chilca. Yo no era ministro, era un privado que se gana la vida como lo he hecho durante mi carrera profesional, que está entrando a su año número 57”, dijo en RPP Noticias.

https://www.youtube.com/watch?v=N5Oj0ogfPWk




PPK: ¿Cuándo se puede dar la vacancia presidencial?


Carlos Aguilar. Diario La República. 14 de diciembre 2017

La República conversó con el expresidente del Tribunal Constitucional, Carlos Mesía, quien afirmó que aún es prematuro que el Congreso apruebe la vacancia de PPK por incapacidad moral.

El expresidente del Tribunal Constitucional, Carlos Mesía, considera aún prematuro pedir la vacancia del presidente, Pedro Pablo Kuczynski. Sin embargo, dice que teniendo en cuenta las circunstancias, solo quedan dos caminos para el jefe de Estado: renunciar o ser vacado.

“El Congreso tiene la facultad para vacar al presidente y declarar su incapacidad moral. Con 87 votos pueden ser vacado si se comprueba todas estas revelaciones que ha hecho la empresa Odebrecht. No obstante, me parece que faltan elementos para la vacancia. Primero el presidente Pedro Pablo Kuczynski ha dicho que asistirá a la Comisión Lava Jato y ahí explicará lo que ha pasado. La vacancia es una decisión política. El jefe de Estado al anunciar su participación en esta comisión del Parlamento está ganando tiempo para dar su versión ya que podríamos estar hablando de una coima encubierta. Viendo las circunstancias quedarían dos caminos: la vacancia o la renuncia del jefe de Estado. Si se concreta la vacancia, el que asume las riendas del país, es el primer vicepresidente de la República, Martín Vizcarra, y continúa el Gobierno hasta el 2021.Sin embargo, aún no estamos en el escenario  para que ocurra esto”, afirmó.

Cabe precisar que la Constitución de la República del Perú estable estos puntos para la vacancia presidencial:

Artículo Nro 113

La Presidencia de la República vaca por:

1. Muerte del Presidente de la República.
2. Su permanente incapacidad moral o física, declarada por el Congreso.
3. Aceptación de su renuncia por el Congreso.
4. Salir del territorio nacional sin permiso del Congreso o no regresar a él dentro del plazo fijado. Y
5. Destitución, tras haber sido sancionado por alguna de las infracciones mencionadas en el artículo 117º de la Constitución.


Desmienta o renuncie, señor presidente

EDITORIAL DIARIO LA REPÚBLICA 14 de Diciembre del 2014

Usted debe asumir su responsabilidad y tomar una decisión en beneficio del país.

La empresa brasileña Odebrecht ha informado que le pagó más de US$ 782 mil a la compañía Westfield Capital, una empresa unipersonal de asesoría financiera del jefe del Estado, Pedro Pablo Kuczynski. Según el escrito, dos de las siete consultorías realizadas por Westfield Capital están vinculadas a la carretera Interoceánica. De acuerdo con este documento, PPK brindó las siete asesorías financieras a la empresa brasileña entre noviembre del 2004 y diciembre del 2007.

La gravedad de esta información presenta varias aristas. La primera indica que tanto los servicios como los pagos se realizaron cuando el ahora presidente de la República se desempeñaba como premier, ministro de Economía o presidente de Proinversión. En ese contexto, tenía un innegable poder de decisión sobre el proyecto materia de sus asesorías. Si PPK no desmiente este aspecto crucial de la información, ha incurrido en un claro conflicto de intereses e infracciones de índole penal en su condición de administrador público de un proyecto a cargo del Estado, mientras mantenía relaciones privadas con la constructora a cargo del mismo proyecto.

Los datos de Odebrecht permiten apreciar además que la empresa que recibió los pagos no fue declarada por PPK en las elecciones del año 2011, como tampoco fueron informadas otras operaciones a cargo de la empresa First Capital –a la que está vinculada el primer mandatario– que recibió US$ 4 millones adicionales entre el 2006 y el 2014.

El presidente de la República corrigió hace días una declaración suya anterior, y aceptó haber brindado asesoría al proyecto de irrigación Olmos, a cargo de la empresa H2Olmos, vinculada a la empresa Odebrecht. De esta declaración resulta que no es cierta la versión difundida por el propio PPK en la que negó haber tenido algún vínculo profesional o comercial con esta empresa brasileña.

Por donde se les mire, tanto la reciente declaración de PPK como los datos de Odebrecht conocidos en las últimas horas son distintos a la versión que por escrito entregó a la Comisión Lava Jato del Congreso el 23 de octubre pasado mediante el oficio Nº 005-2017. En ese documento legal y oficial, PPK expresó: “Puedo afirmar que no he tenido relación profesional ni comercial con las constructoras brasileñas ni con sus consorciadas peruanas, que públicamente vienen siendo vinculadas al caso Lava Jato”. Esta versión fue reiterada el 15 de noviembre luego de las declaraciones de Marcelo Odebrecht en el sentido de que PPK fue contratado para limar asperezas luego de terminado el gobierno de Alejandro Toledo. En esta oportunidad, el presidente insistió en que no mantuvo vínculo profesional con dicha empresa.

Si el Presidente no desmiente inmediata y públicamente esta información, su situación se torna insostenible y compromete tanto al sistema político como a la democracia en el contexto de la lucha contra la corrupción.

Le corresponde dar la cara a los peruanos, Presidente, sin medias verdades ni dilaciones. Reciba a la Comisión Lava Jato o no, debe asumir su responsabilidad política sin escudarse en aspectos legales, porque lo que está en juego es la vigencia del régimen democrático.


En el cumplimiento de esta responsabilidad, desmienta o renuncie, señor Presidente.

Odebrecht pagó US$ 4,8 millones a dos empresas vinculadas a PPK


Grave denuncia. Otros pagos por 62,480.62 dólares se dieron cuando PPK era ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros en el gobierno de Toledo. El 2011, el presidente reconoció que Westfield Capitalera una empresa suya.

César Romerio. Diario La República. 14 de diciembre 2017

El presidente Pedro Pablo Kuczynski tiene mucho que explicar al país. Le debe una sola versión sobre las asesorías y consultorías que, directa o indirectamente, brindó a la constructora Odebrecht, cuando era ministro de Estado, presidente de Proinversión y premier antes de dejar el gobierno.

En una historia que parece cambiar a cada momento. Después de negarlo, el sábado último, el presidente reconoció haber realizado algunas asesorías, en la actividad privada, para la concesionaria H2Olmos.

Pero, esta no parece ser toda la verdad. La Comisión Lava Jato reveló que, según información entregada por Odebrecht, la relación de PPK con dicha constructora fue mayor. El 12 de diciembre último, el actual superintendente de Odebrecht, Mauricio Cruz, respondió un requerimiento de información de la presidenta de la referida Comisión, Rosa María Bartra.

Más de US$ 4,8 millones

La información pinta una realidad de la que PPK nunca había hablado o sobre la que habló a cuentagotas. Una relación económica que se presenta muy fluida y harto beneficiosa.

Según Odebrecht, en un periodo de 10 años, que va de noviembre del 2004 hasta marzo del 2014, dos empresas vinculadas al presidente de la República, Westfield Capital y Firts Capital, giraron y cobraron facturas de Odebrecht por 4'826,148,68 dólares por concepto de gastos, asesorías financieras, consultorías, desarrollo de productos financieros y bonos de éxito.

Esto supone pagos en la época en que el señor Kuczynski era ministro de Estado, entre el 2004 y el 2006 y también durante la candidatura presidencial del año 2011.

De acuerdo con la información entregada por Cruz, Odebrecht pagó siete facturas por 782,207.68 dólares a la empresa Westfield Capital, entre noviembre del 2004 y diciembre del 2007.

Interoceánica

Las primeras cuatro facturas por 62,480.62 dólares se emitieron entre noviembre del 2004 y agosto del 2006, cuando Kuczynski era ministro de Economía y Finanzas, presidente de Proinversión y presidente del Consejo de Ministros en el gobierno del ex presidente Alejandro Toledo.

En este período se dio todo el proceso de concurso y adjudicación de la carretera Interoceánica Sur, tramos 2 y 3. Una obra que tuvo la oposición de la Contraloría General de la República y que, en tiempo récord, y superando toda oposición, fue adjudicada el 4 de agosto del 2005 a favor de un consorcio integrado por Odebrecht, Graña y Montero, JJC Contratistas Generales e ICCGSA.

Odebrecht ha revelado que pagó US$ 20 millones para adjudicarse ese contrato. Por este hecho, se encuentra con orden de captura el ex presidente Alejandro Toledo y recluidos en el penal de Ancón 1 cuatro directivos de las empresas peruanas consorciadas.

El 10 de noviembre último, en Curitiba, el ex mandamás de la constructora Marcelo Odebrecht declaró que PPK se oponía a dicho contrato y que luego de dejar el gobierno lo contrataron para unas asesorías, a fin de "curar heridas".

Pues bien, de los 782,207.68 dólares que pagados a Westfield Capital, la mayor suma se facturó luego que PPK dejó el gobierno. Una primer factura, el 11 de octubre del 2007, por reembolso de gastos por 2,157,05 dólares.

En tanto, el 3 y 4 de diciembre de ese mismo año, se giran otras dos facturas. Una por 287,028 y otra por 430,542 dólares, por asesoría financiera al Concesionaria Irsa Norte tramo 2 y tramo 3.

Además, de acuerdo con el portal OjoPúblico: "El 19 de mayo del 2005, Kuczynski firmó como ministro de Economía y en representación del gobierno de Alejandro Toledo un contrato con la Corporación Andina de Fomento (CAF). A través de este documento, que también lleva la firma del entonces presidente regional Yehude Simon, el CAF otorgó US$ 77 millones de préstamo al Estado peruano para financiar el Proyecto Trasvase Olmos, ejecutado por Odebrecht. Seis días después, la compañía brasileña realizó un segundo pago a Westfield, bajo el rubro de "Comisión Estructuración y Colocación" por US$ 20 mil".

Confesión de Parte

Westfield Capital es una empresa constituida en Miami, en el estado de la Florida. Según los registros comerciales de esa ciudad, entre el 2004 y 2005, esta empresa tuvo como único director a PPK.

Al año siguiente, 2006, también se registró como director a Gerardo Sepúlveda, quien de acuerdo con las versiones parciales del presidente Kuczynski, es el único representante de First Capital, la otra empresa que recibió pagos de Odebrecht.

Wesfield Capital y First Capital registran la misma dirección en Miami. También existe otra empresa vinculada a PPK de nombre Wesfield Capital Management Company, que sería más antigua.

En abril del 2011, una semana antes de la primera vuelta de las elecciones generales, el periodista Emilio Camacho entrevistó al candidato Kuczynski, para el diario Perú21, y le preguntó sobre estas empresa.

Dicha entrevista se publicó el 3 de abril del 2011. Aquí un extracto de las respuestas del entonces candidato y hoy presidente de la República:

-"¿Por qué no reportó al Jurado Nacional de Elecciones que usted había sido parte de la empresa First Capital?

First Capital no tiene nada que ver conmigo.

–Pero hay una publicación en su página web que lo menciona.

–Ese fue un error de First Capital, ellos pusieron eso y yo les jalé las orejas, les dije: saquen inmediatamente eso de allí.

–¿Consignaron por error su nombre?

–Sí, claro, son ex socios míos con los cuales ya no trabajo. Nunca he recibido un centavo de First Capital, no sé dónde es su oficina y nunca he estado allí.

–¿Una firma tan grande (que ha asesorado grandes proyectos de inversión en el país como a Transportadora de Gas del Perú) comete ese tipo de errores?

–First Capital es del tamaño de una botella de agua y le pertenece al señor (Gerardo) Sepúlveda, que ha trabajado conmigo, pero ya no.

–¿Y qué pasa con Westfield Capital?

–Eso es simplemente un conducto para mí.

–Pero tampoco figura en su declaración.

–Es que no tiene activos. Lo que pasa es que en Estados Unidos, con la legislación patriótica que se hizo después del ataque a las Torres Gemelas, las personas políticamente sensibles, y yo era ministro de Economía en ese momento, ya no podían tener una cuenta bancaria en ese país. Entonces, me quitaron mi cuenta y yo tuve que establecer una cuenta a nombre de una compañía. Por eso hice Westfield Capital. Todo lo que entra a Westfield está en mi declaración de impuestos".

De acuerdo con esta declaración, es de suponer que las facturas que Westfield Capital cobró de Odebrecht, entre el 2004 y 2007, fueron para el actual presidente de la República.

Es decir, que PPK admitió que cobró de Odebrecht cuando era ministro de Estado, pese a que, por mandato de la Ley, estaba impedido de hacerlo.

De otro lado, en su declaración del sábado último PPK admitió haber recibido pagos de la concesionaria H2Olmos, pero en la información entregada por Odebrecht no aparecen, salvo que se refiera a las facturas emitidas por First Capital.

Pero, Kuczynsi ha negado toda relación comercial con First Capital. La información entregada por Odebrecht que se vincularía a PPK se refiere a pagos por servicios a Trasvase Olmos, que es una concesionaria distinta.

First Capital

Luego, en la relación de pagos entregada a la Comisión Lava Jatopor los actuales directores de Odebrecht en Lima se advierte que First Capital aparentemente sustituye en los contratos a Wesfield Capital.

Esta segunda empresa empieza a facturar a Odebrecht, el 5 de abril del 2006 en las postrimerías del gobierno de Alejandro Toledo. Coincidentemente a la concesionaria Trasvase Olmos, a la queWesfield Capital también estaba facturando.

El primer pago a First Capital fue de 750,055.00 dólares por concepto de bonos, comisión estructuración y colocación, según la mencionada factura del 5 de abril.
Luego ese mismo año se realizan otros dos pagos: el 25 de mayo por 128,012 dólares y el 24 de agosto por 71,687.00 también por concepto de bonos- comisión estructuración y colocación.

La relación comercial entre Odebrecht y First Capital se interrumpe y se retoma el 2008. Ese año se emite una factura a la Concesionaria IIRSA Sur tramo 2 por 18,500 dólares, por asesoría financiera.

De nuevo una interrupción y a partir de marzo del 2010 hasta marzo del 2014 se mantiene estable y constante, por asesorías financieras, bonos de éxito, desarrollo de productos financieros, etc. First Capital nunca emitió facturas por gastos, como fue el caso de Westfield Capital.

Una factura que llama la atención es por 1'665,000 dólares por honorarios de éxito de la concesionaria H2Olmos el año 2012, cuando el gobierno regional de Lambayeque y el MEF aprobaron un cambio en el contrato de concesión de dicha obra.

En total, desde el 2006 hasta el 2014, First Capital emitió facturas por US$ 4 043 941.00. La constructora brasileña no ha dado mayores detalles de estos servicios.

Como declaró Marcelo Odebrecht para conocer la historia detrás de las facturas se deberá interrogar a Jorge Barata. Las facturas se giraron a nombre de Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción, Concesionaria Trasvase Olmos, Concesionaria H2Olmos, Kutur Transportadora de Gas, Odebrecht Latinvest Perú, Concesionaria Rutas de Lima y Concesionaria Rutas de Lima.

Firts Capital es una empresa dirigida por Gerardo Sepúlveda, un ciudadano de nacionalidad chilena, socio y amigo de Kuczynski en diversos negocios desde 1992.

En Miami Florida, First Capital tiene la misma dirección que Westfield Capital Ltd y otras cinco empresas, vinculada a las actividades comerciales de PPK: Baring Latin America Capital Corporation, The Latin America Enterprise Capital Corporation, Westfield Financial Advisors y South Bayshore Properties.


Toda esta información requiere una aclaración pública del presidente, independientemente de las investigaciones que puedan realizar el Ministerio Público y la Comisión Lava Jato.

FiscalÍa

Investigación. En base a información entregada por Odebrecht, el Equipo Especial del Ministerio Público ya investiga a las empresas Westfield Capital, First Capital, Latin America Enterprise y otras vinculadas al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Interrogatorio.

El fiscal Hamilton Castro está evaluando interrogar al presidente y se solicitará información, vía cooperación internacional, a Estados Unidos y otros países, sobre las empresas y negocios de Gerardo Sepúlveda y otras personas relacionadas con PPK.

Ahora “nadie” es Fuerza Popular

Si un magistrado considera viable el pedido fiscal, solo queda abrirle las puertas.

Renato Sandoval. Diario Correo

Nadie es intocable, dijeron los fujimoristas cuando denunciaron constitucionalmente al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez. Nadie está por encima de la ley, espetaron otros naranjas cuando se refirieron a Pedro Pablo Kuczynski. Nadie es incuestionable, expresaron otros de la “Bankada” sobre los miembros del Tribunal Constitucional. Por eso, ahora nadie es también Fuerza Popular frente a la investigación fiscal.

La reacción de los fujimoristas no es exagerada. A quien diga que le gusta que lo investiguen se expone a la mentira. Sin embargo, la postura de los congresistas de Fuerza Popular puede ser calificada como un acto obstruccionista a la justicia, al considerar que los fiscales llegaron con una orden judicial y los parlamentarios, haciendo uso de su investidura.

En el país, nadie está exento de comparecer, salvo por orden constitucional. Este no es el caso porque hay una pesquisa en curso. Si un magistrado considera viable el pedido fiscal, solo queda abrirle las puertas. Hasta un niño lo sabe. Ahora bien, criticar esta acción bajo el manto de la política es solo una argumentación del fujimorismo para tirar la pelota a otro lado.

Héctor Becerril, así como Daniel Salaverry y Luz Salgado coinciden al decir que es una vendetta del Ministerio Público. Ellos creen que se trata de una venganza del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, por la demanda constitucional en su contra en el Congreso, cuya mayoría es naranja.

No obstante, a diferencia del pedido de Salaverry, quien después de conocer que su amigo y financista fujimorista Joaquín Ramírez volvería a ser investigado por el Ministerio Público denunció al fiscal de la Nación, su lideresa Keiko Fujimori y Fuerza Popular están bajo una pesquisa que arrastra meses. Entonces, la intervención es solo de rutina.

Que por qué no han incautado las oficinas de Odebrecht o Graña y Montero, cuestiona Becerril. Es como aquel escolar que hace travesuras y quiere que también castiguen a su compañero por las mismas artes.


Vamos a ver cómo devuelve el golpe el fujimorismo. De brazos cruzados no se quedarán los miembros de la “Bankada”. Parafraseando a la legisladora fujimorista Cecilia Chacón, ahora sabremos con quién se meten.